viernes, 27 de enero de 2012

Paisaje estilo oriental (bonkei) con kusamonos

En su momento los bauticé como paisajes de Feng Liou en honor al movimiento chino del siglo III promovido por los siete filósofos del bosque de bambú, entre ellos Yuen K'i. Feng Liou significa dejarse llevar por el viento y nació como resistencia a la rigidez del confucionismo. Este movimiento promueve la admiración y contemplación de las cosas simples y bellas. En Japón se conoció como Furiu o divertimento elegante y de sus conceptos nace entre otras disciplinas la ceremonia del té.
En este artículo veremos paso a paso la construcción de uno de estos paisajes para los que necesitaremos una maceta plana de bonsái, una roca interesante y algunas plantas como Accorus, y un helecho de hoja corta que puede ser del género adiantum o pteris. Además necesitaremos musgo natural que podemos recoger de muros viejos y zonas húmedas, algo de turba y akadama o arena gruesa de río.

Colocamos los párpados a la maceta, mezclamos la turba y la arena
y comenzamos a colocar la mezcla en una fina capa
Apoyamos la piedra sobre la mezcla de cultivo con la parte
más bonita hacia el frente

Colocamos el accorus en la parte que decidamos será la más
alta quitando parte de la tierra adherida a las raíces.

Colocamos mezcla de cultivo alrededor y apretamos bien
para que no queden bolsas de aire

Colocamos el helecho en el otro extremo sin que sea
simétrico y sin que tape la piedra.

Regamos el conjunto con regadera de flor muy fina o
pulverizador hasta que salga el agua por los drenajes.

Con el sustrato húmedo aplicamos el musgo en panes
cubriendo la mezcla de cultivo

Este es el aspecto del paisaje acabado

Disfrutad creando